“Equidad de género, prioridad para la recuperación económica”, por Paula Estévez

Opinión
08 Marzo 2021

Columna escrita por Paula Estévez, Gerenta General de AmCham Chile.


El último año, hemos visto cómo diferentes mujeres han asumido importantes roles de liderazgo. En Estados Unidos, acaban de asumir 12 mujeres en el gabinete de la administración de Joe Biden, destacándose a Kamala Harris como la primera Vicepresidenta y a Janet Yellen como la primera Secretaria del Tesoro de ese país. También figura el nombramiento de la nigeriana Ngozi Okonjo – Iweala como directora de la Organización Mundial del Comercio, siendo la primera mujer en asumir este desafío.


Sin embargo, no todo es positivo. La pandemia ha perjudicado los niveles de participación femenina en la economía, tanto chilena como mundial, siendo uno de los grupos sociales que ha percibido los mayores efectos negativos como consecuencia de la crisis sanitaria.


Según a un reciente estudio realizado por Accenture y el W20 a nivel global, los ingresos de las mujeres han disminuido un 16,5% en promedio durante la pandemia, casi dos tercios más de lo que han bajado los de los hombres en igual periodo. El mismo reporte concluye que el efecto del COVID-19 en la economía ha aumentado en 51 años el tiempo que tomaría alcanzar la igualdad de género.


Respecto a Chile, el INE ha informado que la participación laboral de la mujer alcanza un 46%, exhibiendo una relevante caída con respecto al 52% registrado antes de la pandemia.


Dado este escenario, hoy es primordial que tanto el sector público como privado promuevan una agenda de iniciativas que fomente una mayor participación de la mujer en la economía y permita recuperar así el espacio perdido por la crisis sanitaria.


Esto es mucho más que un tema de justicia de género. De acuerdo a un análisis de McKinsey & Company, las empresas con mayor participación de mujeres en puestos de alta responsabilidad tienen un 47% de mayor retorno del capital.


En esa línea, desde AmCham impulsamos una nueva forma hacer empresa, que junto con generar crecimiento económico promueva la diversidad y la inclusión. Y lo hacemos con hechos concretos. Desde fines del año pasado contamos con un directorio paritario, compuesto por seis directoras y seis directores. A esto se suma que un 88% de los secretarios ejecutivos de nuestras Mesas de Políticas Públicas y un 32% de los líderes de nuestros Comités Estratégicos son mujeres, quienes fueron escogidas por nuestros socios en elecciones completamente abiertas.


La mayor presencia de liderazgos femeninos dentro de nuestra organización cobra aún más sentido hoy, cuando necesitamos de todos los talentos y capacidades disponibles para contribuir de manera significativa a la recuperación económica post pandemia, generando así un precedente para que más empresas y otros gremios también avancen en la misma dirección.


Compartir