Consumidores están preocupados por distanciamiento social en compras de retail

Noticias
16 Diciembre 2020

Según estudio Sensormatic Solutions.


La pandemia del Covid -19 ha planteado nuevas exigencias en el retail, principalmente en torno a la seguridad de los consumidores. Así lo demuestran los resultados de la Encuesta Anual de Comportamiento de Consumo en Latinoamérica (Retail Holiday Shopping Behavior – Holiday Consumer Survey 2020) durante la temporada de fin de año, estudio realizado por Sensormatic Solutions. La empresa, la cual pertenece a Johnson Controls -compañía socia AmCham Chile– y entrega soluciones para el ámbito del retail, analizó las respuestas que entregaron 1.600 compradores distribuidos equitativamente entre las principales ciudades de Chile, Brasil, Colombia y México.

La encuesta -que se aplicó en La Serena, Valparaíso, Santiago y Concepción- incluyó 12 preguntas relacionadas con hábitos de compra en temporada navideña, desde las razones para adquirir productos en tiendas de manera presencial, las aprehensiones de los consumidores en relación a protocolos de seguridad, el crecimiento de los canales online, categorías con mayor inversión, y cuáles son los momentos de la semana preferidos para realizar compras.

En Chile, las personas encuestadas también indicaron que en el actual escenario mundial de pandemia lo que más produce incertidumbre a los consumidores son las exigencias de distanciamiento social. Entre los cuatro países, 39,4% señaló que visitará menos tiendas. No obstante, grupos de edad más joven, de 18 a 25 años, y de más de 55 años continuarán privilegiando los puntos físicos.

En tanto, ante la consulta de comportamientos de compra presenciales en temporada de descuentos el 66,3% de los encuestados en Chile señaló que en ediciones pasadas han privilegiado la experiencia de compra de manera presencial, ya sea en tiendas o en locales comerciales. Incluso, sumando a los cuatro países de la encuesta, 70,1% prefiere las compras presenciales ante la posibilidad de poder detectar mejores descuentos.

Estos resultados dejan de manifiesto que el contexto actual impone estrictos protocolos de seguridad que debiesen considerar tecnologías que sean realmente efectivas y oportunas para implementarse en el retail. En el caso de la experiencia de compra presencial es necesario evitar situaciones como aglomeraciones de personas, tanto al interior de los locales comerciales como en las filas que se establecen para poder ingresar a determinados espacios físicos.



Según el Gerente General de Johnson Controls en Chile, Eric Abarca, situaciones como el retroceso a la Fase 2 en la Región Metropolitana implicará una sobreexigencia del retail de lunes a viernes, lo que hace necesario la adopción de nuevas tecnologías. “El retroceso a Fase 2 implica nuevos patrones de comportamiento, pero para que sean efectivos tienen que contar con el apoyo de tecnologías que sean fáciles de implementar y también de administrar, además de contar con personas capacitadas en su respectiva utilización”, explicó el ejecutivo.

Para Abarca la seguridad será clave para que las personas acudan durante la semana a los malls. Por eso, cree que el sector debe reforzar la implementación de protocolos de seguridad sanitarios que sean adecuados en los locales comerciales para propiciar las condiciones apropiadas y garantizar una experiencia comercial responsable. “Tenemos que ser capaces de responder a las nuevas necesidades, intereses y preocupaciones de los consumidores, mediante el ‘Comercio responsable’, que significa potenciar mayores certezas de cuidados para los consumidores”, puntualizó el gerente.

Cabe precisar que las nuevas tecnologías tienen que incorporar parámetros de medición muy específicos, por ejemplo, la utilización de imágenes térmicas para la detección de la temperatura corporal elevada, sistemas de tratamiento y purificación de aire, la implementación de barreras físicas efectivas y la medición de la densidad de compradores dentro de una tienda. “Hoy, es prioritario cumplir con las directrices u ordenanzas de distanciamiento social, pero desde una perspectiva innovadora y, sobre todo, eficiente. Es clave restaurar la confianza del consumidor y, para ello, es esencial poder ofrecer experiencias de compra presenciales que respondan a las inquietudes de los clientes en el contexto que nos encontramos hoy”, explicó Abarca.



La preferencia de la compra remota  


Otros resultados de la encuesta indican que durante la temporada navideña las compras online serán una tendencia, en especial en países como Chile donde 70,8% de los encuestados privilegiará la recepción en sus hogares de artículos mediante herramientas online. Le sigue al país Brasil con 69,9% y Colombia con 66,6%. Sin embargo, el interés por asistir a tiendas se mantiene según el tipo de producto.

En Chile, y en los demás países incluidos en el estudio, las personas encuestadas indicaron que dejarse llevar por los sentidos es la razón más importante para realizar compras de manera presencial, resultado que queda patente en la adquisición de ropa y accesorios. Ante este tipo de artículos, los consumidores chilenos prefieren comprarlos en las tiendas (54,3%) al igual que las categorías de salud y belleza (33,3%), y también lo relacionado con el apartado decoración del hogar (36,1%). En cambio, los productos vinculados a electrónica indican una mayor preferencia por la compra online con despacho a los hogares (39,8%). Algo similar sucede con la adquisición de juguetes y de libros (39,2%).

Las percepciones de los chilenos encuestados coinciden con países como Brasil y Colombia. En el primero, 43,8% prefiere la compra de ropa y accesorios en tiendas; mientras que en el segundo 55,4% también lo hace de manera presencial. Una situación similar sucede con la categoría electrónica situando a Brasil con 51,3% y a Colombia con 43,1%.

La Encuesta anual de comportamiento de consumo en Latinoamérica también arrojó como resultado que los consumidores de Chile, Brasil, México y Colombia reducirán solo en parte su presupuesto navideño. Entre los cuatro países, el 37,6% de la población reducirá fuertemente su gasto, mientras que el 37,1% lo reducirá en forma moderada. En Chile, 41,7% señala que comprará significativamente menos que el año pasado, si bien 38,3% indicó que comprarán un poco menos en comparación con el año 2019.


Compartir